Donar

Blog



Blog

Así estoy...

Seguimos compartiendo las reflexiones de personas dedicadas a la educación surgidas de los encuentros Escucha y Participa online que desde el Área de Educación Integradora hemos organizado durante el confinamiento.

Después de 20 años como maestro me siento agotado y cansado de luchar contra el GRAN MONSTRUO GRANDE DEL SISTEMA EDUCATIVO. Pienso y siento que dentro de este dragón que arrasa al Ser es muy difícil construir una educación integradora, basada en el respeto del Ser y acompañar a los niñ@s, adolescentes y jóvenes desde lo que cada uno son y traen al mundo. Siento que según he ido despertando, más me he ido dando cuenta de la gran dimensión que tiene este monstruo creado por la gran inconsciencia de los humanos.

El sistema educativo lo comparo con otro monstruo como es la iglesia, es inamovible y los que han conseguido algo diferente ha sido saliendo de ella. Por supuesto, que sigue habiendo guerreros como yo que continúan dentro de este sistema luchando por otro tipo de educación, una educación transformadora e integradora como proponía Claudio Naranjo, pero siento que este monstruo se debilita poco y despacio, y el precio que se paga por luchar contra él es alto respecto al desgaste emocional, psíquico y físico.

Además, siento que me limita de alguna manera y no puedo dar y desarrollar todo lo que me gustaría. Así lo vivo yo. Pienso que el asunto va por no luchar directamente contra este monstruo que pesa tanto y que está anclado en unas creencias tóxicas y de muchos años, además se podría enfadar y lastimar a alguno de los nuestros, y con los pocos que somos comparado con él, no sería buen plan.

Mi idea es crear una educación paralela, basada en lo que muchos ya sabemos y de lo que Claudio y otros sabios como él nos han venido diciendo durante mucho tiempo. Ir hacia una educación alejada del consumo impulsivo e inconsciente, alejada de la búsqueda del éxito egoico, del descuido del planeta, de recuperar las sabidurías antiguas, de vivir de una manera sencilla y humilde, de volver a confiar en la gentileza y honradez de las personas, de no obstaculizar la verdadera misión que cada ser trae a esta vida y de alguna cosa más que seguramente entre todos los que pensamos así podemos crear.

Elaborar una propuesta de hacia dónde queremos ir con la educación, qué tipo de educación queremos; no sé qué más, pero siento que la idea va por ahí. Sé que muchas escuelas libres van por ese camino, pero probablemente se han sentido desorientadas y solas en muchos momentos y especialmente en este.

El asunto sería unir, que los que no creemos en este sistema educativo insano, sentirnos unidos y ver qué podemos hacer.

Los SAT junto con la terapia y formaciones contribuyen a despertar y a no alimentar el Monstruo desencarnado de la educación. Atraer a más personas al despertar de la conciencia ayudaría a que el monstruo horroroso de la educación se quede sin alimento y vaya enflacando, para así ir debilitándose poco a poco y al final morir por sí solo. 

Propongo quedar, reunirnos y ver qué más se puede hacer, que ilusione y que la esperanza sea compañera indispensable de este viaje, esperanza de que una educación Sana es posible.

Sé que es despacio y largo el camino, pero esto siento y quiero. Unir y Crear.

Si te ha gustado, anímate y comparte este artículo!

Comentarios

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.