Blog



Una mirada hacia adentro: punto de partida del cambio

Los Introductorios a la Psicología de los Eneatipos con Comunidades Educativas ponen el foco de atención en la auto-observación como camino para llegar al cambio social.

Los Introductorios a la Psicología de los Eneatipos con Comunidades Educativas ponen el foco de atención en la auto-observación como camino para llegar al cambio social (a través de la educación), y tomando como punto de partida el cambio individual. Un círculo concéntrico que comienza en lo más íntimo del ser humano para ir abriéndose a todo aquello que le rodea.

Más allá de los cambios eternamente reclamados en el ámbito de la educación sobre las políticas que la regulan, sus estructuras, sus mecanismos internos y burocráticos, la Fundación Claudio Naranjo viene a ofrecer con estos Introductorios, otro punto de vista: una nueva ventana desde la que docentes, educadores y educadoras, madres y padres, se atrevan a mirar y a mirarse conscientemente.

La Escuela el Submarí Lila (El Milà, Tarragona) — mención honorífica del Premio Claudio Naranjo 2014 — acogió, del 28 de octubre al 1 de noviembre de 2016, una nueva edición de este curso, organizado por el área de educación de la FCN, con la colaboración del Comité de Educación de Tarragona, acompañantes de la Comunidad Educativa de Barcelona y el equipo de terapeutas formado, en esta ocasión, por Lorena García de las Bayonas y Lluis Fusté.

Durante cuatro días y medio, 54 participantes pudieron acercarse a una nueva forma de verse a ellos mismos/as, y de relacionarse con su entorno: su profesión, su escuela, con las familias y el alumnado. Tal y como nos contaba una de las educadoras participantes: “El trabajo en el introductorio me ha ayudado a dilucidar sobre cuáles son las fuentes de mi inseguridad en el colegio. Entender mejor mis miedos y mi gestión de ellos, me está ayudando a actuar con más contundencia en algunos casos y con más prudencia en otros, en general, con más tranquilidad.”

Creando comunidad

Estos introductorios ofrecen la posibilidad de crear comunidad real, gracias a la propuesta de que docentes y familias de un mismo centro participen juntos: “El hecho de haber realizado el curso con algunas familias de niños/as del proyecto ha mejorado mi vínculo con ellas. Por otra parte, el empezar a entender otros "sistemas operativos" me ayuda a ver con otra perspectiva a algunas familias y compañeros de equipo, mejorando mi aceptación de sus decisiones.” —nos comenta esta educadora—y añade: “me parece totalmente recomendable para cualquier persona con interés por entenderse y aceptarse mejor, lo cual me parece un aspecto esencial para quien quiera dedicarse a la educación desde el punto de vista que yo lo entiendo actualmente.”

La auto-observación realizada en compañía enriquece a los participantes, durante y después del curso, como así manifestaba el equipo de una pequeña escuela de educación viva de El Vendrell: “Consideramos muy positivo y enriquecedor haber asistido como proyecto también con padres; vernos sin máscaras, aceptarnos. Así también perdura más que si fuera una formación individual y lo recomendaríamos a profesionales y familias, sin duda alguna.” “En cuanto a lo que nos llevamos como proyecto es: humanidad, autenticidad, humildad y rendición.”

El apoyo del grupo se refleja no solo durante el curso sino también en los seguimientos mensuales que se organizan tras el introductorio: “El trabajo grupal es de un valor incalculable por cuanto, en primer lugar, significa disponer de un espacio respetuoso y de confianza donde experimentar, mostrarse, y compartir, y al mismo tiempo intercambiar resonancias, beneficiarse del espejo que constituye el grupo en tanto muestra de la realidad humana en sociedad. Específicamente en lo relativo a la psicología de los eneatipos, el grupo proporciona una representatividad de las diferentes tipologías de caracteres que sensibiliza, humaniza, a los participantes, y, de manera muy nítida y prácticamente automática, facilita la escucha y la presencia ante el otro.” Nos contaba Rosa desde su experiencia como acompañante en estos cursos.
 

“Valoramos muy positivamente la apuesta de Claudio Naranjo por enfocarse al cambio en educación para ver a los niños como lo que son, sin voluntad de que cubran nuestras expectativas, así como tomar conciencia de las heridas que provocamos en ellos si no trabajamos las propias.” (Escuela Petits Voladors)

"El intro fomenta la comprensión de que el cambio en la educación pasa necesariamente por el autoconocimiento de los adultos acompañantes. Por esto, las experiencias transformadoras que tienen lugar durante el curso pueden contribuir a un cambio de actitud que los educadores, docentes, madres y padres, pueden llevar a su día a día, convirtiéndose así ellos mismos en la herramienta para el cambio.” (Rosa, CE Barcelona)

Un trabajo de acompañamiento en equipo

Los Introductorios para Comunidades Educativas se organizan en colaboración con el comité de la ciudad que los alberga, en este caso Tarragona.  Su relación con la FCN comenzó a través de las becas para educación: Después del Intro que hicimos en el Submarí Lila (febrero de 2014), se propuso en una asamblea de la escuela la posibilidad de firmar un convenio con la Fundación, a lo que la asamblea respondió que no, que si queríamos crear el Comité fuera a título personal.” Posteriormente el Submarí Lila presentó su candidatura al Premio Claudio Naranjo obteniendo un accésit.
“Las primeras reuniones del comité nos dedicamos a conocernos, meditar, formar grupo y la idea de organizar un Intro, que con la llegada de Margarita al Comité (una de las ocho personas que lo integran actualmente) se acabó de materializar.” —nos comentan—.

Tras vivir la experiencia de co-organizar y vivir el Introductorio como ayudantes, algunos miembros del comité comparten su visión de qué aporta este curso a los docentes y padres y madres participantes: “Más que herramientas de cara a la educación, creo que este curso puede significar, para cualquier persona que así lo quiera, abrir una ventanita a este mundo de pantomima en el que vivimos con la connivencia de cada uno de nosotros. En el caso de educadores, docentes, padres... se encuentra el reto añadido de ser los responsables de una parcela del desarrollo de nuestros hijos, que están en plena fase de crecimiento y formación. Así como seamos capaces de amarles y permitirles ser y estar, necesitarán adoptar unas estrategias u otras, que les acompañarán por el resto de su vida.”

“Para mí el eneagrama es una herramienta que debería estar dentro de lo sagrado para cada uno. Una fuente que nos ayuda a poner palabras a lo que nos pasa y a lo que le pasa al otro, y que nos anima a trabajar en la dirección de ser más compasivos, amorosos y respetuosos tanto con nosotros mismos como con el prójimo. En mi opinión, ahí radica la potencia de este curso. Plantemos unas semillitas para contribuir a crear un mundo más humano.” —nos comenta Oscar del CE Tarragona—.

Tina, otra de las integrantes del comité, nos cuenta su experiencia: “Tengo que decir que al acabar el intro sentí una gran satisfacción; sentía que todo había ido muy bien, había fluido, los participantes habían aprovechado mucho y habían trabajado duro, Lorena y Lluís formaron un bello equipo, el Comité de Tarragona y el de Barcelona nos hermanamos para acompañar a los terapeutas en su trabajo.  Algunos participantes terminaron más, otros menos, situados en el enegrama, pero todos, creo, con la sensación de estar un poco más cerca de su esencia, aceptándose un poco más, queriéndose un poco más. No obstante, no acababa de reconocer a qué se debía esa profunda sensación de satisfacción, había algo más. Por la noche, antes de encontrarme con mis sueños, supe de qué se trataba: lo que me emocionaba y me hacía sentir tan bien y profundamente satisfecha, era pensar que habíamos trabajado duro durante cuatro días y medio para poder, al día siguiente, lunes, poder mostrarnos un poco más humanos, más cercanos, sin tanta máscara, ante nuestras alumnas, hijas, ante nosotras mismas, y así, todo esto que habíamos estado trabajando, llegaría de alguna manera a nuestros niños, a nuestro futuro. Para mí, eso creo que es lo más importante que aporta el intro, la oportunidad de iniciar un proceso de rehumanización, de amor a uno mismo y al otro.”

Rosa, de la comunidad educativa de Barcelona, compartía su experiencia como ayudante en estos cursos: “El Introductorio a la Psicología de los Eneatipos para Educación es una oportunidad, para cada persona implicada en el entorno educativo, de empezar a poner luz en los aspectos del propio carácter que inciden en sus relaciones, sea con los hijos/as, alumnado, los iguales, o la institución. Es una invitación a salir de la idea de que hay que buscar afuera soluciones para implementarlas en beneficio de la educación. Por el contrario, la propuesta es responsabilizarse.”

La mayoría de los docentes que participan en estos introductorios llegan, en opinión de Tina, “sedientos, buscando recursos con los que poder afrontar la compleja realidad del entorno escolar” y ante el planteamiento vivencial del curso “llegan incentivados por cómo la psicología de los eneatipos puede ayudarles en la docencia y el acompañamiento.” —apunta Rosa— “La expectativa es encontrar un recurso que les ayude a afrontar el día a día en la escuela, el proyecto de acompañamiento a sus hijos, o en la familia.”

En los meses posteriores al curso, los participantes continúan con un seguimiento tutorizado para darle forma a lo que llamamos Propuesta Creativa, “el proceso para alcanzar y proponer una acción transformadora, es una manera de concretar, de aterrizar, en el día a día, la posibilidad de un cambio, como resultado de las auto-revelaciones que se han abierto durante el curso.” Nos explica Rosa.

Sandra, del CE Barcelona, y desde su visión como educadora, nos comentaba tras haber participado como acompañante en el curso: “Soy profesora de secundaria, pertenezco a la Comunidad de Educadores de Barcelona y he asistido por primera vez como observadora al introductorio para educadores que ha tenido lugar en Tarragona. Me ha encantado tener esta oportunidad, sobre todo al tratarse de un introductorio para educadores. Me ha emocionado ver como profesores y padres indagaban en sí mismos para acercarse a sus hijos y alumnos. Yo he realizado hasta el SAT IV y sé que es mucha ganancia la que se recibe al entender, observar y separarse de la máscara que llevamos desde de niños. En mi caso conocer mi carácter, tomar distancia con él, me ha ayudado a entender, a acercarme a mí misma y también al otro, en todos los ámbitos de mi vida, por supuesto, también con mis compañeros y alumnos. Estoy muy agradecida por la entrega de todos los educadores, agradecida por poder presenciar esa gran apertura del grupo. Deseo que todos sigamos en el camino de volver a nosotros mismos.”

Más información

Los Introductorios a la Psicología de los Eneatipos para Comunidades Educativas están reconocidos por el MECD con 43 horas como formación permanente del profesorado. 

Más información: http://www.fundacionclaudionaranjo.com/introductorios.html

Enlace a vídeo

Si te ha gustado, anímate y comparte este artículo!

Comentarios

Esther

08 Febrero 2017 - RESPONDER

Quisiera realizar un curso introductor de los eneatipos como madre y educadora en Barcelona. Realizáis alguno en mi ciudad?

FCN

03 Marzo 2017 - RESPONDER

Hola, Esther. No hace mucho se realizó un Introductorio en Barcelona, y de momento no tenemos una fecha prevista para el siguiente. También está la posibilidad de hacerlo en otra ciudad si se cumplen algunos requisitos, y puedes informarte poniéndote en contacto con nosotros. El siguiente será en Madrid, del 8 al 12 de abril. Aquí puedes acceder a más información: http://www.fundacionclaudionaranjo.com/files/uploads/Pdfs/Flyers/intro_madrid_2017.png
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.